Turismo fluvial en Valdivia suma nuevas embarcaciones.

 

El gremio espera un crecimiento del 5% en la actividad náutica en Valdivia.

Recorrer alguno de los ríos de Valdivia es un imperdible para las miles de personas que año a año visitan la capital de Los Ríos. Aquí,  las embarcaciones fluviales turísticas toman una real importancia, realizando a diario cientos de viajes por diversos atractivos de la zona.

Es precisamente este objetivo el que diversos empresarios buscarán potenciar durante esta nueva temporada estival. Se implementarán embarcaciones renovadas  y servicios destinados a los visitantes.

Historia

Desde el siglo XIX que en Valdivia el turismo fluvial se ha concentrado en el muelle Schuster.  Este icónico embarcadero  debe su nombre al hotel que se hallaba en frente.  Desde allí a diario salían cientos de personas que navegaban hacia Niebla y Corral. Pero con el auge del transporte terrestre, las embarcaciones fueron desplazadas a un servicio turístico.

Durante el verano 2016, unas 405 mil personas navegaron por alguno de los cinco ríos que cruzan Valdivia. Y las proyecciones para este año son auspiciosas, pues se espera un aumento de un 5%.

Así lo precisaron en la Agrupación de Turismo Fluvial Valdivia (ATF), entidad gremial al que están adheridas el 95% de las embarcaciones turísticas. En los últimos años ha experimentado una modernización de los navíos y del servicio. “Lo que era el turismo en Valdivia hace 15 o 20 años ha cambiado tremendamente.

Antes eran embarcaciones pequeñas, con un solo motor y con recorridos breves. Pero hoy el servicio ha mejorado notoriamente en calidad, así como los navíos. Hoy cuentan con radares, GPS, sistema de iluminación LED, placas fotovoltaicas”, afirma César Marín, empresario de Embarcaciones Bahía, quienes pondrán en operaciones el catamarán “Huairavo” con viajes a través del Santuario de la Naturaleza Carlos Anwandter.

Esta modernización ha ido acompañada de un aumento en el número de embarcaciones.

“Ese aumento de naves habla de que el turismo es una palanca de desarrollo para toda la región”, dice Jimmy Davis, presidente de ATF, quien prepara el arribo a Valdivia de la Princesa Sofía, un nuevo catamarán para 200 personas y con inversión cercana al millón de dólares, que hará un tour hacia Corral y la isla de Mancera.

Otros recorridos

La ATF apuesta, además, por que el recorrido más solicitado por los visitantes sea nuevamente el tour Vuelta a la Isla Teja, pues incluye un paso obligado por las obras del puente Cau Cau, fallida estructura que se ha convertido en todo un atractivo turístico. Tanto, que este verano poco más de 350 mil personas optaron por ese paseo. Otro track de navegación es el que recorre el catamarán “Tornagaleones”, que por primera vez desarrollará viajes nocturnos hacia Punucapa, para llegar hasta la feria costumbrista que ahí se realiza.